La respiración

La respiración en bebés y niños

La respiración en bebés y niños - Rhinomer

¿Sabías que durante los primeros meses de vida los bebés tienen dificultad para respirar por la boca y respiran únicamente por la nariz? Esto se debe que su paladar blando se encuentra muy cerca de la epiglotis. Por eso, es importante evitar la congestión nasal en bebés y proteger su nariz de las partículas contaminantes que hay en el aire.

Cuando no puede respirar bien, puede tener dificultades para comer e incluso come menos porque se cansa y puede rechazar las tomas. Además, duerme peor y está más irritable por la falta de descanso.

¿Cómo te ayuda el Método Rhinomer Baby?

Limpia la nariz de tu bebé con el Método RhinomerBaby, una solución isotónica 100% agua de mar, y luego aspira sus moquitos con un aspirador nasal.

¿En qué consiste el Método Rhinomer Baby?

Paso 1: Lavado Nasal. Utiliza Rhinomer Baby Extra suave o Rhinomer Baby Monodosis para limpiar las fosas nasales de tu bebé.

Paso 2: Aspiración de la mucosidad. Una vez reblandecidas las mucosidades aspira suavemente sus moquitos con Rhinomer Baby Aspirador Nasal.

De esta manera:

  • Se reduce cerca de un 20% la probabilidad de sufrir otitis media aguda*.
  • Al estar menos congestionado, tu bebé se cansará menos comiendo.
  • Si lo haces antes de acostarle, mejorarás la calidad del sueño.

Además, su uso regular ayuda a proteger contra el resfriado y la rinofaringitis y ayuda a la nariz de tu bebé a funcionar mejor, ya que actúa como primer filtro del aire de las partículas contaminantes que hay en el aire.

* Comparado con usar solo una solución isotónica.