Rhinomer Baby

PARA UNA NEBULIZACIÓN MUY SUAVE

Dispone de un aplicador con tope de seguridad para que no haya riesgo de dañar la delicada nariz de tu bebé. Además, tiene un envase innovador, sin gas propenlente y sin conservantes, para que el agua de mar conserve toda su naturalidad y se mantenga a temperatura ambiente.

Rhinomer Baby
  • Spray con suave aplicador.
  • Más seguro gracias a su
    tope de seguridad.
Descárgate el prospecto

¿Cómo utilizarlo?

  1. Tumba a tu bebé y gira su cabecita hacia un lado. Después, aplícale el producto en el orificio nasal superior.
  2. Deja que la solución actúe durante unos segundos.
  1. Repite esta acción en el otro orificio nasal girando la cabeza hacia el otro lado.
  2. Después de unos segundos, incorpora a tu bebé para que termine de expulsar las mucosidades.
  3. En caso de que tu bebé tenga mucha mucosidad, conviene proceder a aspirarla.
Tras cada uso, te recomendamos que limpies el aplicador nasal con agua caliente y lo seques cuidadosamente.

¿Por qué Rhinomer Baby y para qué sirve?

El uso diario contribuye a:

  • Reblandecer la mucosidad facilitando el uso del
    aspirador nasal.
  • Restablecer la respiración nasal en caso de nariz tapada.
  • Proteger su sistema respiratorio.

Rhinomer Baby se puede utilizar para:

  • La higiene diaria de tu bebé y la prevención de infecciones. Limpia y humedece las fosas nasales de tu bebé y protege contra el resfriado y la rinofaringitis.
  • Mucosidad, resfriados y congestión nasal. Ayuda a reblandecer la mucosidad y facilita el uso de un aspirador nasal. Además, previene la aparición de complicaciones como otitis o bronquitis.

CPSP14003CAT